• es
  • ca

Una sesión de Reflexología Podal contribuye de una manera excelente a beneficiar nuestro cuerpo y a mejorar nuestra salud tratando multitud de dolencias. Con su práctica correcta conseguimos disminuir dolores y mucho más.

Se aplica siguiendo unos puntos reflejos, sedando allí donde se encuentra el punto de dolor y así logrando un efecto positivo sobre las partes/órganos correspondientes.

Si el organismo está sano no habrá dolor, contribuyendo igual a un estado terapéutico de relajación y mantenimiento del organismo.

Con la Reflexología Podal, podemos aliviar dolores de columna, contracturas, aliviar cervicales y estrés, contribuyendo así a la mejora del buen estado general del organismo.

Beneficios:

  • Relaja el sistema nervioso
  • Sensación de alivio del estrés diario y mejora del insomnio.
  • Mejorar la circulación de la sangre y del sistema circulatorio, aportando una mayor oxigenación y energía al organismo.
  • Ayudar a recuperar y equilibrar de forma natural el cuerpo.

Según la persona, lo recibirá de una manera distinta, pero siempre con el mismo resultado: Bienestar general y Salud.

Cuida tus pies, ellos sostienen tu cuerpo

Pin It on Pinterest