• es

Con la ayuda de la Osteopatía bebés y niños crecerán con mayor armonía y mejor salud, previniendo futuras patologías.

Hay muchos factores durante el embarazo o durante el proceso del parto que pueden afectar a la salud del bebe.

La osteopatía es particularmente recomendable en niños nacidos en:

• Partos difíciles
• Cesáreas
• Partos de nalgas o podálicos
• Utilización de fórceps o ventosas
• Bebes prematuros

Se utilizan técnicas manuales muy suaves para devolver el equilibrio fisiológico de bebés y niños.
Lo ideal es aplicar el tratamiento durante los primeros seis meses de vida, que es cuando más efectivas son las técnicas gracias al gran potencial de cambio que presenta el bebé y cuando mejores y mas rápidos resultados se obtienen. No obstante el tratamiento se puede realizar a cualquier edad.

  • Asimetrías faciales o deformaciones de la cabeza: Un ojo más grande o más bajo que el otro. Una oreja más despegada o más baja.
  • Cólicos o problemas digestivos
  • Insomnio o hipersomnio
  • Problemas respiratorios
  • Irritabilidad o llanto continuo
  • Bebe muy agitado, o al contrario, que no se mueve
  • Postura llamativa: el bebé adopta siempre la misma posición o no acepta otras.
  • Trastornos de la concentración
  • Dificultad en el aprendizaje
  • Trastornos del lenguaje
  • Hiperactividad, irritabilidad, agresividad
  • Trastornos motores o de la marcha
  • Trastornos del aparato respiratorio o de los oídos: Otitis, bronquitis, bronco espasmos, asma.
  • Problemas visuales: Miopía, estrabismos.
  • Trastornos digestivos: Colitis, vómitos, diarreas.
  • Dolor de espalda
  • Problemas de dentición.

Pin It on Pinterest