La Terapia Breve Estratégica es un modelo de intervención terapéutica que combina e integra técnicas eficaces de otras corrientes terapéuticas (principalmente y para resumir de la terapia sistémica y la hipnosis de Milton Erickson), con la intención de promover un cambio rápido, profundo y eficaz en la persona, acortando así el sufrimiento y la psicoterapia. El proceso se realiza en el menor número de sesiones posibles aunque todas las que sean necesarias. “ni una sesión de más”

Hay dos maneras complementarias de intervenir en TBE:

Centrada en las Soluciones

    Se asume que las personas y familias ya disponen de los recursos necesarios para hacer frente a sus problemas. El papel del terapeuta breve es sacar a la luz estos recursos y ampliarlos en beneficio de los consultantes. Se centra en el presente hacia el futuro que se desea (objetivos terapéuticos). Es un proceso similar al coaching.

Centrada en el Problema

    Se asume que el verdadero problema, más que el problema en si, son aquellos intentos de solución (estrategias que las personas, en base a nuestra lógica, ponemos en práctica para hacer frente a las dificultades que se nos presentan) que no han funcionado, consiguiendo en muchos casos que el problema se complique con el paso del tiempo. Identificar y modificar estos intentos de solución hace que la persona se sitúe en otro plano, modificando así la percepción y la relación que hasta el momento se tenía del síntoma.
    “Si esperas resultados diferentes, es hora de hacer algo diferente”

Se basa en:

  • Una relación entre iguales. El terapeuta es el experto en la terapia y el consultante es el experto en su vida.
  • Se centra en la persona y en el presente, hacia el futuro. Se ayuda a la persona a entender y clarificar cuáles son sus objetivos terapéuticos y se ponen en marcha las estrategias necesarias para conseguirlos.
  • Comprender para ayudar. Se ofrecen descripciones más que diagnósticos, cómo está afectando el problema en el momento presente.
  • Se centra en la relación entre la persona y el entorno, y en la interacción entre los diferentes miembros del sistema (visión sistémica).
  • Un pequeño cambio lleva a otro cambio, y así sucesivamente, ya que “el cambio es lo único que permanece constante”.
  • Simple, cuanto más sencillo mejor. Es el arte de ofrecer “soluciones aparentemente sencillas para hacer frente a problemas aparentemente complejos”.

Pin It on Pinterest