El método Pilates es un sistema de acondicionamiento físico y mental muy completo, dónde se trabaja el cuerpo en un todo, desde la musculatura más profunda, hasta la más periférica, y en la que  intervienen tanto la mente como el cuerpo.

Esta técnica debe su nombre a su creador, Josep Hubertus Pilates, quien defendía la idea de que fortaleciendo el centro de energía de cada individuo se podía conseguir el movimiento libre del resto del cuerpo.

Pilates es más que un método. Se trata de todo una filosofía de entrenamiento del cuerpo y la mente.

Su objetivo:

Lograr un equilibrio preciso del cuerpo de la forma más saludable y eficiente posible, en definitiva conseguir un equilibrio muscular, reforzando los músculos débiles y alargando los músculos acortados. Esto lleva a aumentar el control, la fuerza y la flexibilidad del cuerpo, respetando las articulaciones y la espalda.

De este modo, el método permite al practicante conseguir armonía del cuerpo y mente y desarrollar sus movimientos con gracia y equilibrio.

Este método se practica con máquinas especificas, siempre bajo la supervisión de un profesional, en clases individuales o en grupos pequeños, con la fin de conseguir resultados óptimos y evitar posibles daños derivados de una mala ejecución de los ejercicios.

Con Pilates se consigue una notable tonificación muscular, se mejora el sistema sanguíneo y el linfático así como el nervioso, se corrige la postura corporal y se estiliza la figura.

El método Pilates también desarrolla aptitudes como la atención y la disciplina en quienes la practican. Además, se logra un dominio total de la motricidad y un mayor conocimiento del propio cuerpo, lo que aumenta la autoestima y refuerza nuestra capacidad de concentración y control.

Pin It on Pinterest