La Osteopatía ayuda a la madre a optimizar los recursos fisiológicos de los que dispone para colaborar con la preparación de un parto más “fluido”

La osteopatía obstétrica o para embarazadas, a través de técnicas manuales muy suaves alivia y previene dolores que puedan surgir durante el embarazo. También ayuda a reequilibrar el cuerpo ante los múltiples cambios que va generando el embarazo y lo prepara para facilitar el proceso de parto.

Es muy importante que la pelvis de la futura mama este bien alineada para que músculos, y ligamentos puedan trabajar correctamente y el parto sea mas fácil:
La pelvis soporta importantes presiones, su estabilidad y solidez están aseguradas por potentes ligamentos .

También amortigua estas presiones gracias a sus articulaciones que son la sede de movimientos muy reducidos en nuestro día a día y mas amplios durante el parto. Por esto es tan necesaria la correcta biomecánica de la zona.

Indicaciones más comunes:

Dolor de espalda.

Ciáticas.

Preparación para un parto más fluido.

Ardor de estómago o acidez digestiva.

Estreñimiento.

Hemorroides.

Mal posición fetal: bebe que viene de nalgas, podálico.

Por prevención: Trabajando y adaptando los tejidos para minimizar cualquier tipo de riesgo en el bebé y en la madre.

Pin It on Pinterest