La Dietoterapia Energética es el tratamiento a partir de las cualidades energéticas de los alimentos y de las características y condiciones particulares de cada persona según su trabajo, etapa de la vida, estación del año, lugar donde vive, temperamento etc.

  • Alimentos de energía caliente

    Los alimentos de energía caliente son estimulantes y generan calor corporal . Se recomiendan en climas, estaciones y enfermedades frías como la anemia, el cansancio, depresión, etc.. Si los comemos en exceso pueden ocasionar congestión como ardor de estómago, hinchazón, fiebre y tienden a acidificar la sangre y a los fluidos corporales por exceso de energía caliente.

  • Alimentos de energía fría

    Los alimentos de energía fría son calmantes y refrescan los órganos internos, se recomiendan en estaciones calurosas y en enfermedades calientes como las inflamaciones, hipertensión etc…Tienden a alcalinizar los tejidos y los fluídos corporales.

  • Alimentos de sabor dulce

    Los alimentos de sabor dulce estimulan el elemento tierra (bazo/páncreas), favorecen la circulación y aumentan la energía vital.

  • Alimentos de sabor amargo

    Los alimentos de sabor amargo como el rábano, la achicoria, el pomelo etc.. estimulan el elemento fuego (corazón / intestino delgado) y secan el organismo contrarrestando el exceso de humedad, depuran los intestinos y son aconsejables en climas y condiciones internas de húmedad.

  • Alimentos picantes

    Los alimentos picantes como el jengibre, el ajo, la pimienta etc.. actúan sobre el elemento metal (pulmón/intestino grueso), mueven la sangre, abren los poros y ayudan a eliminar las toxinas del cuerpo por la vía del sudor.

  • Alimentos ácidos

    Los ácidos tienen afinidad por el elemento madera (Hígado/vesícula biliar), son astringentes, llevan la energía hacia adentro. Útiles cuando hay pérdida de líquidos orgánicos como en vómitos, diarrea, sudor, hemorragias etc.

  • Alimentos salados

    Los alimentos salados (me refiero al sabor intrínseco del alimento, no al exceso de sal) como las algas y el pescado, estimulan el elemento agua (riñón / vejiga), ablandan, lubrifican, humedecen e hidratan los tejidos, refrescan el “calor” de la sangre y calman el fuego interno.

Con la Medicina China hacemos un diagnóstico del origen de la enfermedad, y con la dietoterapia energética podemos recomendar una dieta individualizada a la persona según su estado en ese momento, para restablecer el equilibrio.

Alimentación basada en la Medicina Tradicional China

Pin It on Pinterest