• 06 NOV 18
    • 0
    ¿QUÉ ES EL BRUXISMO?

    ¿QUÉ ES EL BRUXISMO?

    Es el hábito consciente o inconsciente de rechinar o apretar los dientes. Esto puede suceder durante el día y la noche, aunque durante las horas de sueño es más habitual y constituye un mayor problema, ya que es más difícil de controlar.

    La causa más probable es el estrés emocional que se procesa durante el sueño, el paciente no es capaz de relajarse profundamente y libera la tensión acumulada apretando la mandíbula.

    ¿Cuales son los sintomas del bruxismo?

    Rechinar los dientes, además de desgastar los mismos, hace aumentar la tensión sobre los músculos, tejidos y otras estructuras alrededor de la articulación temporomandibular (ATM). Los síntomas abarcan:

    • Dolor orofacial, en la mandíbula, cara y sienes, sobre todo por la mañana
    • Desórdenes en la ATM, como dolor y ruido al masticar, desviación de la mandíbula y desgaste de la superficie de la articulación
    • Cefalea tensional
    • Dolor cervical
    • Sueño no reparador
    • Dolor de oído o acúfenos (zumbidos que se escuchan en uno o ambos oídos)
    • Desgaste de las piezas dentales
    • Ansiedad y estrés

    Causas del Bruxismo y las Relaciones Osteopáticas 

    El sistema neurovegetativo o autónomo es una parte del sistema nervioso que se ocupa del mantenimiento del equilibrio químico del cuerpo, cumple funciones involuntarias en todos los sistemas y está formado por el sistema simpático y parasimpático. El simpático prepara al cuerpo para reaccionar ante una situación de estrés, mientras que el parasimpático lo mantiene en estado de calma.

    Hoy en día, en general, las personas están sometidas a unos ritmos y un estrés emocional que generan un desequilibrio importante entre estos sistemas, de manera que el cuerpo vive constantemente en un estado de tensión o “de lucha” y no es capaz de volver a la calma, ni siquiera durante el sueño. Apretar los dientes es una actividad involuntaria que el cuerpo realiza para expresar esa hiperactividad nerviosa y que impide a la persona descansar y regenerar el cuerpo durante la noche.

    Las tensiones que se ejercen sobre la mandíbula, además, pueden afectar también a otras partes del cuerpo. Existe una relación funcional entre la articulación temporomandibular y la columna cervical, pudiendo provocar bloqueos sobretodo en las primeras vértebras cervicales (C0-C1 y C2). Desde estos segmentos vertebrales emergen las ramas nerviosas que dan información a los músculos y piel de la cara y la cabeza, explicando así el cuadro de dolor que presentan los pacientes. El paquete muscular cervical se relaciona también con estos segmentos, así que la tensión y el dolor pueden trasladarse hasta el cuello y la espalda. Por otro lado, las tensiones sobre la mandíbula pueden afectar también al oído interno, y aparecer síntomas tales como dolor, zumbidos o incluso mareos.

     

    Tratamiento del Bruxismo

    Será de gran importancia hacer un trabajo cráneo-sacral mediante técnicas suaves para equilibrar el sistema nervioso autónomo y reducir el estado de ansiedad. Es importante, que las suturas craneales se mantengan elásticas y que haya buena movilidad entre los huesos del cráneo. También pondremos mucha atención en la columna cervical y dorsal, trabajando a nivel estructural liberando los segmentos vertebrales, incidiendo en los nervios espinales que dan información al sistema muscular. Por otro lado podemos trabajar directamente los tejidos blandos de la ATM, el suelo de la boca y la base del cráneo para bajar la tensión y mejorar la sintomatología del paciente.

    Acudir al dentista y hacer una férula de descarga a medida para el paciente es también una opción ideal para evitar el desgaste de las piezas dentales.

     

    Articulo escrito por:

    Nerea Velasco

    Fisioterapeuta y Osteópata en Clínica Osteopática Granollers

    Dejar un comentario →

Pin It on Pinterest